(CARTA A DON HÉCTOR)

ADEMÁS DE SER MOTIVO DE DIVERSIÓN, de esparcimiento sano y convivencia entre los vecinos y visitantes, las ferias, como la que actualmente se lleva a cabo en Chilapa, y se realiza año con año, sirve también para medir el estado de ánimo de la población frente a sus autoridades, y por supuesto, también para conocer la percepción que se tiene sobre temas de vital importancia, como lo es la seguridad pública, por citar un ejemplo.

Y con todo que en Chilapa hay problemas, como ocurre en todo el país, la población se divierte. Chicos y grandes, mujeres y hombres, niños y niñas, de todos los estratos sociales, participan de una u otra forma en los eventos culturales, deportivos y artísticos, ya por el día, por la tarde o por la noche. Y no solo los habitantes de ese municipio, sino de los lugares vecinos, e incluso de otros estados.

Qué bueno! Hoy por hoy, los chilapenses, o chilapeños, como usted considere, están de fiesta y en consecuencia se divierten. Y lo que es mejor, en completa calma, con tranquilidad y seguridad, de tal forma que los visitantes disfrutan de su feria con la seguridad de que todo está tranquilo.

Cierto. No puede ignorarse que en Chilapa, como en gran parte del estado y del país hay problemas, principalmente de inseguridad, como también es muy cierto que son más los hombres y mujeres de bien, frente a los grupos delincuenciales, de ahí que como ocurre en ese municipio, la población participa en sus ferias con emoción, sin dejar de lado las debidas acciones de prevención para su protección.

En suma, puede decirse que la feria en Chilapa ha resultado todo un éxito, tanto por las actividades deportivas, culturales y artísticas que se han llevado a cabo en los diversos escenarios, como por la cantidad de asistentes, y las atracciones de diversión que ahí se encuentran, y ha resultado también todo un éxito porque hasta ahora no han ocurrido hechos de violencia en el lugar donde se lleva a cabo.

Hay que decir que el alcalde de Chilapa, Jesús Parra García, hace lo que está a su alcance para que ese municipio progrese. Sin duda no ha sido fácil, en primer término, por la escasez de recursos y por el otro, por la cantidad de problemas que tiene, y la diseminación de sus más de 200 comunidades. Pese a todo ello, Chilapa no tiene problemas financieros como lo tienen otros municipios para salarios o el aguinaldo de sus trabajadores.

Las acciones en materia de educación, salud, apoyo a los campesinos, a los indígenas, a los ancianos, discapacitados, madres solteras y niños en situación de calle, hablan por sí mismos, con el fin de apoyar a los que menos tienen, pero no en el discurso, sino en los hechos.

Parra García ganó su reelección precisamente por eso, es decir, por el trabajo realizado en su primer periodo de gobierno, y ganó en el 2018 con todo y el arrastre y la popularidad del hoy presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, pues gracias a él, muchos de los que fueron candidatos ganaron incluso sin hacer campaña y hoy están en el poder.

Más aún. A Jesús Parra García no se le ha subido el poder. Los chilapenses le dicen “Parra” o “Parrita”, al considerarlo uno de los suyos y la sencillez y humildad con la que se conduce. Además, es un hombre de resultados.

Comentarios: julio 651220@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: