T-MEC es un pacto también político, dice López Obrador

Ciudad de México. Ante los negociadores de Estados Unidos, Canadá y México, desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que se alcanzó un acuerdo en torno al tratado comercial en América del Norte porque, sin duda, dijo, traerá bienestar a los tres pueblos.

Se trata de un acuerdo que va más allá de lo económico y comercial, pues tiene su componente político que favoreció sortear la dificultad de las negociaciones y salvaguardó las soberanías.

Con este tratado se va a consolidar no sólo la región de América del Norte, que ahora tendrá mayor atractivo para la inversión. Sin embargo, enfatizó, “tenemos este acuerdo con América del Norte sin dar la espalda a América Latina. Esto es muy importante, es un asunto de relaciones económicas, comerciales, pero también de geopolítica, de fortalecer nuestro continente americano. Agradezco a todos los que han hecho posible este importante, transcendente acuerdo, de dimensión mundial”.

López Obrador dedicó un mensaje especial al papel del presidente Donald Trump para la ratificación del tratado porque fue un protagonista en los momentos más complicados de la negociación que identificó en la etapa final del gobierno de Enrique Peña Nieto, en torno a las negociaciones del sector energético. Dejó entrever que en las discusiones su pusieron sobre la mesa aspectos que lesionaban la soberanía nacional que eran inaceptables.

“El actuó de manera tolerante, cuando estaban agotadas ya las posibilidades de entendimiento en la mesa, una ocasión que hubo un desencuentro, no llegó a ruptura, que nosotros pusimos una postura con firmeza, se le consultó a él y él estuvo de acuerdo en darnos su apoyo y su confianza por eso muchas gracias al presidente Donald Trump”.

Fue entonces cuando asoció la negociación al ámbito político: “Es un acuerdo político, sin eso no se logra nada. En ese marco, creo que estoy obligado a reconocer el trato respetuoso que recibimos del presidente Donald Trump. Algunos pensaban que iba ser imposible llegar a este acuerdo, no sólo a este acuerdo, que no nos íbamos a entender en nada, que nos íbamos a pelear y nos íbamos a confrontar, y miren lo que son las cosas, nos hemos podido entender y muy bien, porque hay respeto mutuo y en ambos casos consideramos que lo mejor de todo es el diálogo, la negociación, el acuerdo, la política que se inventó precisamente para evitar la guerra y la confrontación”.

López Obrador también se refirió a los congresistas estadunidenses, a quienes agradeció “porque están poniendo por encima del interés de grupo, partidista, el interés de la nación, están actuando con mucha responsabilidad”.

Al referirse al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el Presidente destacó la buena relación que se mantiene con Canadá, mencionó la comunicación telefónica que sostuvo con él esta mañana en el cual Trudeau había expresado su satisfacción por los términos del acuerdo.

En este contexto, López Obrador asoció la importancia del acuerdo comercial con el fenómeno migratorio porque “todos sabemos que el que abandona su pueblo, su familia, no lo hace por gusto sino por necesidad al garantizar crecimiento económico, empleo, bienestar en nuestras regiones, más marginadas, más pobres. Estamos enfrentando el fenómeno migratorio de otra manera, no apostando únicamente al uso de la fuerza o medidas coercitivas.”.

Para el mandatario mexicano los alcances del T-MEC permitirá lograr la unidad del continente americano, “de todos los países, los pueblos de nuestra América, de la América que vio nacer a Abraham Lincoln, que vio nacer a Benito Juárez”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: